Libertad para los presos

Estaban el caballero y el escudero hablando, cuando el primero alzó la mirada y vio que por el camino venía una docena de hombres encadenados de cuello y manos, Sancho le aclaró que eran hombres que por sus delitos habían sido condenados a trabajos forzados como castigo. De cualquier manera a don Quijote le pareció injusto que los llevaran forzados y le pareció conveniente ejercer su oficio y ‘socorrer a los miserables’.

Desde: $125.00 / mes por 12 meses

Estaban el caballero y el escudero hablando, cuando el primero alzó la mirada y vio que por el camino venía una docena de hombres encadenados de cuello y manos, Sancho le aclaró que eran hombres que por sus delitos habían sido condenados a trabajos forzados como castigo. De cualquier manera a don Quijote le pareció injusto que los llevaran forzados y le pareció conveniente ejercer su oficio y ‘socorrer a los miserables’.

Estaban el caballero y el escudero hablando, cuando el primero alzó la mirada y vio que por el camino venía una docena de hombres encadenados de cuello y manos, Sancho le aclaró que eran hombres que por sus delitos habían sido condenados a trabajos forzados como castigo. De cualquier manera a don Quijote le pareció injusto que los llevaran forzados y le pareció conveniente ejercer su oficio y ‘socorrer a los miserables’.

Estaban el caballero y el escudero hablando, cuando el primero alzó la mirada y vio que por el camino venía una docena de hombres encadenados de cuello y manos, Sancho le aclaró que eran hombres que por sus delitos habían sido condenados a trabajos forzados como castigo. De cualquier manera a don Quijote le pareció injusto que los llevaran forzados y le pareció conveniente ejercer su oficio y ‘socorrer a los miserables’.

Clear
Precio del producto
Total de opciones adicionales:
Total del pedido:
SKU: 20000044 Categoría:

Descripción

Estaban el caballero y el escudero hablando, cuando el primero alzó la mirada y vio que por el camino venía una docena de hombres encadenados de cuello y manos, Sancho le aclaró que eran hombres que por sus delitos habían sido condenados a trabajos forzados como castigo. De cualquier manera a don Quijote le pareció injusto que los llevaran forzados y le pareció conveniente ejercer su oficio y ‘socorrer a los miserables’.

Información adicional

Recurrencia

Una vez, Mensual (x 6 meses), Mensual (x 12 meses)

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Libertad para los presos”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceder

Registrarse

Cart
  • No products in the cart.