El reencuentro

Todos estaban en silencio, mirándose: Luscinda, Cardenio, don Fernando y Dorotea que volvía de su desmayo. Luscinda fue la primera en hablar, agradeciendo al cielo que a pesar de tantas dificultades en esa posada se encontraba con su esposo Cardenio. Dorotea se arrodilló ante don Fernando y llorando le dijo que él era para ella así como Luscinda para Cardenio, además de otras conmovedoras palabras que lo hicieron recapacitar soltando a Luscinda para que fuera a abrazarse con Cardenio y él mismo arrodillándose para abrazar, levantar a Dorotea y pedirle perdón por todo lo ocurrido. Así ambas parejas se abrazaron y todos los presentes celebraron entre lágrimas.

Desde: $125.00 / mes por 12 meses

Todos estaban en silencio, mirándose: Luscinda, Cardenio, don Fernando y Dorotea que volvía de su desmayo. Luscinda fue la primera en hablar, agradeciendo al cielo que a pesar de tantas dificultades en esa posada se encontraba con su esposo Cardenio. Dorotea se arrodilló ante don Fernando y llorando le dijo que él era para ella así como Luscinda para Cardenio, además de otras conmovedoras palabras que lo hicieron recapacitar soltando a Luscinda para que fuera a abrazarse con Cardenio y él mismo arrodillándose para abrazar, levantar a Dorotea y pedirle perdón por todo lo ocurrido. Así ambas parejas se abrazaron y todos los presentes celebraron entre lágrimas.

Todos estaban en silencio, mirándose: Luscinda, Cardenio, don Fernando y Dorotea que volvía de su desmayo. Luscinda fue la primera en hablar, agradeciendo al cielo que a pesar de tantas dificultades en esa posada se encontraba con su esposo Cardenio. Dorotea se arrodilló ante don Fernando y llorando le dijo que él era para ella así como Luscinda para Cardenio, además de otras conmovedoras palabras que lo hicieron recapacitar soltando a Luscinda para que fuera a abrazarse con Cardenio y él mismo arrodillándose para abrazar, levantar a Dorotea y pedirle perdón por todo lo ocurrido. Así ambas parejas se abrazaron y todos los presentes celebraron entre lágrimas.

Todos estaban en silencio, mirándose: Luscinda, Cardenio, don Fernando y Dorotea que volvía de su desmayo. Luscinda fue la primera en hablar, agradeciendo al cielo que a pesar de tantas dificultades en esa posada se encontraba con su esposo Cardenio. Dorotea se arrodilló ante don Fernando y llorando le dijo que él era para ella así como Luscinda para Cardenio, además de otras conmovedoras palabras que lo hicieron recapacitar soltando a Luscinda para que fuera a abrazarse con Cardenio y él mismo arrodillándose para abrazar, levantar a Dorotea y pedirle perdón por todo lo ocurrido. Así ambas parejas se abrazaron y todos los presentes celebraron entre lágrimas.

Clear
Precio del producto
Total de opciones adicionales:
Total del pedido:
SKU: 20000075 Categoría:

Descripción

Todos estaban en silencio, mirándose: Luscinda, Cardenio, don Fernando y Dorotea que volvía de su desmayo. Luscinda fue la primera en hablar, agradeciendo al cielo que a pesar de tantas dificultades en esa posada se encontraba con su esposo Cardenio. Dorotea se arrodilló ante don Fernando y llorando le dijo que él era para ella así como Luscinda para Cardenio, además de otras conmovedoras palabras que lo hicieron recapacitar soltando a Luscinda para que fuera a abrazarse con Cardenio y él mismo arrodillándose para abrazar, levantar a Dorotea y pedirle perdón por todo lo ocurrido. Así ambas parejas se abrazaron y todos los presentes celebraron entre lágrimas.

Información adicional

Recurrencia

Una vez, Mensual (x 6 meses), Mensual (x 12 meses)

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “El reencuentro”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceder

Registrarse

Cart
  • No products in the cart.