Don Quijote herido

Don Quijote herido
Desde el suelo don Quijote gritaba:
-”No huyan cobardes”
Y otro mercader de los que ahí se encontraba, muy mal intencionado, se acercó al hidalgo, le quitó la lanza, la hizo pedazos, tomó uno de los palos y golpeó a nuestro caballero andante por un largo rato.
Apaleado ‘Don Quijote’, cuando al fín estuvo sólo, intentó levantarse pero no pudo.
Así que se dedicó a decir versos a su amada Dulcinea.

Desde: $125.00 / mes por 12 meses

Don Quijote herido
Desde el suelo don Quijote gritaba:
-”No huyan cobardes”
Y otro mercader de los que ahí se encontraba, muy mal intencionado, se acercó al hidalgo, le quitó la lanza, la hizo pedazos, tomó uno de los palos y golpeó a nuestro caballero andante por un largo rato.
Apaleado ‘Don Quijote’, cuando al fín estuvo sólo, intentó levantarse pero no pudo.
Así que se dedicó a decir versos a su amada Dulcinea.

Don Quijote herido
Desde el suelo don Quijote gritaba:
-”No huyan cobardes”
Y otro mercader de los que ahí se encontraba, muy mal intencionado, se acercó al hidalgo, le quitó la lanza, la hizo pedazos, tomó uno de los palos y golpeó a nuestro caballero andante por un largo rato.
Apaleado ‘Don Quijote’, cuando al fín estuvo sólo, intentó levantarse pero no pudo.
Así que se dedicó a decir versos a su amada Dulcinea.

Don Quijote herido
Desde el suelo don Quijote gritaba:
-”No huyan cobardes”
Y otro mercader de los que ahí se encontraba, muy mal intencionado, se acercó al hidalgo, le quitó la lanza, la hizo pedazos, tomó uno de los palos y golpeó a nuestro caballero andante por un largo rato.
Apaleado ‘Don Quijote’, cuando al fín estuvo sólo, intentó levantarse pero no pudo.
Así que se dedicó a decir versos a su amada Dulcinea.

Clear
Precio del producto
Total de opciones adicionales:
Total del pedido:
SKU: 20000014 Categoría:

Descripción

Don Quijote herido
Desde el suelo don Quijote gritaba:
-”No huyan cobardes”
Y otro mercader de los que ahí se encontraba, muy mal intencionado, se acercó al hidalgo, le quitó la lanza, la hizo pedazos, tomó uno de los palos y golpeó a nuestro caballero andante por un largo rato.
Apaleado ‘Don Quijote’, cuando al fín estuvo sólo, intentó levantarse pero no pudo.
Así que se dedicó a decir versos a su amada Dulcinea.

Información adicional

Recurrencia

Una vez, Mensual (x 6 meses), Mensual (x 12 meses)

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Don Quijote herido”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceder

Registrarse

Cart
  • No products in the cart.