El plan para rescatar a Don Quijote

El cura y el barbero entraron a la venta y Sancho esperó afuera. Se les ocurrió que para sacar a su amigo de la vana penitencia, se iban a disfrazar de doncella y escudero e intentarían convencerlo de alejarse de su pena, una de las señoras de la venta les prestó una barba para el disfraz.

Salieron los tres en búsqueda de Don Quijote y por el camino Sancho les contó la historia del otro loco, Cardenio.

En cierto punto, decidieron que primero iría Sancho para que le dijera al hidalgo que la carta a Dulcinea había sido entregada y que ella lo esperaba en El Toboso para verse frente a frente.

Si esto no resultaba, usarían el plan de los disfraces. Así partió Sancho en busca de su caballero.

Desde: $125.00 / mes por 12 meses

El cura y el barbero entraron a la venta y Sancho esperó afuera. Se les ocurrió que para sacar a su amigo de la vana penitencia, se iban a disfrazar de doncella y escudero e intentarían convencerlo de alejarse de su pena, una de las señoras de la venta les prestó una barba para el disfraz.

Salieron los tres en búsqueda de Don Quijote y por el camino Sancho les contó la historia del otro loco, Cardenio.

En cierto punto, decidieron que primero iría Sancho para que le dijera al hidalgo que la carta a Dulcinea había sido entregada y que ella lo esperaba en El Toboso para verse frente a frente.

Si esto no resultaba, usarían el plan de los disfraces. Así partió Sancho en busca de su caballero.

El cura y el barbero entraron a la venta y Sancho esperó afuera. Se les ocurrió que para sacar a su amigo de la vana penitencia, se iban a disfrazar de doncella y escudero e intentarían convencerlo de alejarse de su pena, una de las señoras de la venta les prestó una barba para el disfraz.

Salieron los tres en búsqueda de Don Quijote y por el camino Sancho les contó la historia del otro loco, Cardenio.

En cierto punto, decidieron que primero iría Sancho para que le dijera al hidalgo que la carta a Dulcinea había sido entregada y que ella lo esperaba en El Toboso para verse frente a frente.

Si esto no resultaba, usarían el plan de los disfraces. Así partió Sancho en busca de su caballero.

El cura y el barbero entraron a la venta y Sancho esperó afuera. Se les ocurrió que para sacar a su amigo de la vana penitencia, se iban a disfrazar de doncella y escudero e intentarían convencerlo de alejarse de su pena, una de las señoras de la venta les prestó una barba para el disfraz.

Salieron los tres en búsqueda de Don Quijote y por el camino Sancho les contó la historia del otro loco, Cardenio.

En cierto punto, decidieron que primero iría Sancho para que le dijera al hidalgo que la carta a Dulcinea había sido entregada y que ella lo esperaba en El Toboso para verse frente a frente.

Si esto no resultaba, usarían el plan de los disfraces. Así partió Sancho en busca de su caballero.

Clear
Precio del producto
Total de opciones adicionales:
Total del pedido:
SKU: 20000059 Categoría:

Descripción

El cura y el barbero entraron a la venta y Sancho esperó afuera. Se les ocurrió que para sacar a su amigo de la vana penitencia, se iban a disfrazar de doncella y escudero e intentarían convencerlo de alejarse de su pena, una de las señoras de la venta les prestó una barba para el disfraz.

Salieron los tres en búsqueda de Don Quijote y por el camino Sancho les contó la historia del otro loco, Cardenio.

En cierto punto, decidieron que primero iría Sancho para que le dijera al hidalgo que la carta a Dulcinea había sido entregada y que ella lo esperaba en El Toboso para verse frente a frente.

Si esto no resultaba, usarían el plan de los disfraces. Así partió Sancho en busca de su caballero.

Información adicional

Recurrencia

Una vez, Mensual (x 6 meses), Mensual (x 12 meses)

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “El plan para rescatar a Don Quijote”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceder

Registrarse

Cart
  • No products in the cart.